Nelson Díaz



mencionado por:

Gabriel Peveroni


menciona a:

Martín Barea Mattos
William Johnston


bio/biblio:

Nelson Díaz ha publicado cinco libros de poesía: Pactos & Emblemas (1991), de Rosas, Mendigos y otras Tempestades (1993), Malas intenciones (1999), Liturgia urbana (2000) y Rigor mortis (2005, Editorial Yaugurú), y un libro de entrevistas a escritores uruguayos, El oficio de contar (Editorial Alfaguara, 2006).
En 1994 escribió y dirigió la performance SuicidArte: una experiencia terminal, en base a textos de André Breton, Antonin Artaud y de su autoría. Entre 1994 y el 2000 fue representante y productor de Eduardo Darnauchans. Desde el 2006 conduce la columna “La letra con radio entra”, de frecuencia semanal, en el programa Mundo Cañón en Radio Futura.
Como periodista ha trabajado en diferentes medios: revista cultural Graffiti, El Estante, Cuadernos de Marcha, El Diario, Estediario y La República. Actualmente es coordinador de edición de Caras y Caretas, de Uruguay. Desde 1995 colabora con El País Cultural, de Montevideo, Uruguay.


poemas:


Paula llegó a casa...

Paula llegó a casa con su sonrisa sempiterna. Se recostó sobre el sofá y adoptó la posición felina tantas veces practicada. Comencé a ponerme nervioso. Algo se traía entre piernas.
— Tengo una semana de licencia. Ana Laura y su novio nos invitaron a pasar unos días en el Cabo Polonio.
Conocía el speech. Ese “nos” era “me”. Me sentí una oveja sin rebaño. Me acomodé como pude en el sillón. No tenía nada contra los amigos de Paula, pero Ana Laura y su novio siempre me habían parecido un casal de pelutoditos. Típica pareja progresista. Seudo izquierdista. Paqueta e intelectual. Sentados en las dunas. Quemando un faso. Mirando las estrellas. Filósofos estivales. Filósofos pro tempore. Luego, en la oscuridad de la noche, frente al oscuro océano, vendrían las inevitables citas de Benedetti y Galeano. Me imaginé juntando berberechos. Comiendo buñuelitos de algas. Sentí un escalofrío.
Maldije no ser un tipo políticamente correcto. Eché de menos no tener una mascota o un hijo. Podría decirle que tenía quedarme a cuidar al perro, al gato, al crío, o a la tortuguita Manuelita.
— Prefiero quedarme en Montevideo. Sabes que soy alérgico a la arena y al sol.
— Sos alérgico a mis amigos.
— Son tus amigos, no los míos.
— Te pasas todo el día bobeando con El Diente. Y con esos estúpidos manuscritos que quién sabe de dónde los sacaste.
— Me los mandaron.
—Yo me voy igual. Quédate encerrado, mirándote el ombligo. Cuando vuelva tenemos que hablar en serio.
Paula se levantó, agarró su mochila y se fue.
Yo me quedé sentado.
Mirándome el ombligo.


(Extraído de Corporación Medusa, a editarse en noviembre de 2007)


SUERTE

Estaba en un bar bebiendo whisky fumando ignorando les fleurs du mal, quiero decir no estaba en un granero sentado bajo la sombra de una palmera salvaje bebiendo bourbon. Estaba simplemente en un bar bebiendo whisky viendo pasar les feuilles mortes. En una mesa dos viejas parloteaban, hablaban de filosofía y criticaban que en el menú no había aves aristófanes ni pitonisas al escabeche. El mozo trató de explicarles que el cheff Heródoto había faltado ese día debido a un doloroso cólico nefrítico.
Las viejas añoraban sueños perdidos, justificaban mentiras, excusaban realidades, desempolvaban olvidos y neuronas, sin reproches ni concesiones. Llamaron al mozo y pidieron la cuenta. Se levantaron. Una le dijo a la otra “suerte que aún te excitas”.

(Extraído de Rigor mortis, Editorial Yaugurú)


VAMOS A BEBER

¿Te gustó Esperando a Godot, nena?, le pregunté mientras prendía un cigarrillo luchando contra el viento que se había encaprichado esa noche en no dejarme fumar.
Pero yo no la entendí. Ese tipo... ¿cómo se llamaba?
Godot, nena, Godot.
Bueno, ése. Nunca apareció.
De eso se trata. No te preocupes, la mayoría de la gente no lo entiende. Dícelo a tus amigas en la oficina. Eso te dará status. Son las dos de la mañana. Vamos a beber. Sabes que sufro de insomnio.
Pero ese tipo... ¿por qué no llegó?
Vamos a beber y olvídate del asunto.

(Extraído de Rigor mortis, Editorial Yaugurú)


CIUDAD

Ciudad de humo de desconsolados de grises de putas poetas perdedores ciudad que mira al sur de la cruz ciudad de viento como peste de argonautas de abril y diciembre ciudad de partos panteones peatones ciudad de humo y cenizas ciudad de ojos rojos delatores de miradas sombrías cospeles y monedas ciudad de traidores y redentores de versiones conversiones adversiones ciudad del prostíbulo soñado larsen padre brausen perfecto monte maría soñada ciudad donde la ambición es la parte trasera de un coche negro.

(Extraído de Rigor mortis, Editorial Yaugurú)


4 comentarios:

JOAQUIN DOLDAN dijo...

espectacular ...hombre de negro

que vivan los héroes rotos

Lautaro Salgado dijo...

Man in black:

un fraternal saludo desde el sur de Chile. Estaba recordando que mi Rigor Mortis quedó en mi biblioteca de Montevideo y que no me lo firmaste, creo.
Hace unas semanas, unos días, ante la muerte (de la cual no me regocijo) del escribidor innombrable, ese día me vino a la cabeza la imagen de una calle de Montevideo en llamas con todos los libros de él. Por supuesto, vos y yo estábamos demasiado involucrados.
Si leés esto mandame un mail a ver donde te puedo escuchar ya que ahora la tecnología llegó a mi casita sureña también.

PS me gustaría publicar algunas de mis cositas en este grupo... como hago?

leopoldo dijo...

Estimado Nelson. espero andes bien, no te escribo por el face ya que no se porque me desabilitaste. Sucediò algo?, espero informaciòn o que me habiliste, ya que tengo novedades que comentarte. Abrazo. Leopoldo

Renata Bisnácida dijo...

Encuentros
Tenìa que encontrarte.
Leí tu nombre
y cómo se crea la palabra
cómo se mira la imagen,
cómo se escudriña el cuerpo, textual.
El lenguaje tiende a lamer
el lenguaje tiende a nacer.
Y en las ciudades todo tiende a
quemarse
las entrañas no se escapan
al beso del verso.
Bisnácida (Desde Guadalajara, Jalisco, México, saludos)