Gustavo Wojciechowski (Maca)



mencionado por:

Martín Barea Mattos
Luis Bravo
Inés Trabal
Gerardo Bleier
Diego Cunha
Héctor Bardanca


menciona a:

Agamenón Castrillón
Héctor Bardanca
Cristina Carneiro
José Parrilla


bio/biblio:

Gustavo Wojciechowski (maca) nació en Montevideo en 1956. Desde 1978 trabaja como diseñador gráfico e ilustrador. Ha publicado los siguientes libros: Ciudad de las bocas torcidas (poesía, edición del autor, 1980), (en)AJENA/ACCION (poesía, Ediciones de Uno, 1982), Deuda de Phatos (poesía, Ediciones de UNO, 1982), Segundas Impresi(ci)ones (poesía, Ediciones de UNO, 1984), Sobras Completas (poesía, Ediciones de UNO, 1986); Zafiro (yo sólo quería ser el cantante de una banda de rock and roll) (novela, Ediciones de UNO, 1989), M, textículos y contumacias (pastiches y juegos literarios, Ed. YOEA, 1994), TIPOGRAFÍA, poemas&polacos (Ed. Argonauta, Buenos Aires, Argentina. 2002), aquí debería ir el título (caja de poesía visual, Yaugurú, 2008. Ha traducido a Witold Borcich, Abisinia entre algunas otras cosas que pude haber escrito y hoy no recuerdo (Yaugurú, 2009). Participa del fonograma colectivo Si el pampero la acaricia (Ayuí/ CEMA, 1986). En 2004 edita el CD multimedia: O (cabalga la madrugada por el lomo del sueño) junto a Fernando Goicoechea. (Co-edición Perrro Andaluz-Yaugurú) y en 2005 edita el CD: & junto al trío integrado por Fernando Goicoechea, Nicolás Mora y Gustavo Etchenique (Argonauta, As. As.), reeditado en 2009 por ediciones Ayuí. Funda e integra el grupo de trabajo y sello editorial Ediciones de UNO (el cual integra desde 1982 hasta 1987). Funda y participa del panfleto de agitación cultural «La Oreja Cortada» (1987-90). Se desempeña como lector y asesor literario en la editorial YOEA (1990-96), dirige la colección «Imagainaria». Se desempeña como lector y asesor literario en la editorial AYMARA (1997-00), dirige la colección «Cuestiones». En 2004 funda su propio sello editorial: YAUGURÚ. Ha realizado varias exposiciones de tipografía y poesía visual, tanto en el Uruguay como en el extranjero.


poemas:


1.


tuve una tía que no tenía
casa y siempre volvía a mudarse
tenía una valija con discos de pasta que nunca escuché
tangos seguramente, o valses
cada tanto sangraba de la nariz
gotones sobre el diario de la noche
también fumaba casi a escondidas
como yo
..............un jueves
garuaba cuando la enterramos y casi no había
quien ayudara con una de las manijas
bailaba
..............sola bailaba
como si se hubiera abierto la valija
alguien diera vuelta el long play
la manija ella la manija bailaba
valsesito guacho las gotas en el charco


2. HOSPITALARIOS / el paciente

desde esta ventana
a eso de la tarde negra una gata
está sentada sobre el pretil plateado :perfecta
combinación cromática

podría ser una estatua inmóvil recortada
contra la tarde que cae a plomo a no ser que
cada tanto una oreja se mueve, el viento
bien podría ser el viento :me consuelo

. . .

paciente
esa gata espera el momento
en que me distraigo para como la tarde
desaparecer

. . .

yo también –en otro sentido– soy un paciente que desaparece

. . .

un rato antes de que todo se hiciera su cuerpo

.....................una gata negra aseguro haber visto sentada en el pretil
.....................no tengo evidencias no tengo pruebas

:cerrada noche


3.

el poema que escribiera un día ahora
el otro me decepciona

negro como un austin el cielo

se fue sin dejar rastro
apenas la vereda mojada


4.

raya el silencio un grillo

el rojo de la flor después de la lluvia
no lo encontraré en caja alguna de colores

la u que estira el buque al salir del puerto
no tiene palabra

............ausencias que el grillo raya


5.

/ ¿de dónde habrá salido / una vaca pastando
entre mis libros / lo que tengo que hacer / la mañana
tan obvia como una vaca / tan contundente /
apareció así como así / de la nada
y ya no hay como no saberlo / la verdad
/ es una vaca / ni contenta ni triste / una vaca /
¿qué otra cosa puede hacer tremendo animal?


/ no tengo más que una sola / es esta
y no otra / aunque parezca la cosa más
simple / tan tonta / contundente como una vaca
/ mi vida / corazoncito mío / una vaca


no es tonta / ¿qué podría pensar
de un escritor preocupado por una vaca?


aliméntase de lo que pude haber sido /
no se traga verso o giro idiomático / lo mastica
si acaso / de norte a sur / regurgita y vuelve
a masticar / no traga nada / y sin embargo engorda
la gorda vaca me miró
con total indiferencia / ni como
si fuera una mosca / la podría molestar
/ me espetó toda mi nimiedad / no
sabés nada pibe ni la mitad de la milanesa / aún
sin proponérselo / esa vaca es muy despiadada
/ ya la vez un poco inocente / la inocencia
es muy despiadada

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Gustavo, que casualidades o causalidades hay en la vida, verdad? Mira esta que te cuento aqui. Mi nombre es Matias Wojciechowski y esta mañana se me ocurre buscar en internet mi apellido que, como ambos sabemos, por compertirlo, no es muy comun aqui en latinoamerica. Pero la casualidad no pasa por las 13 letras de apellido que compartimos, sino por que ambos nos gusta escribir. Yo escribo poesia desde muy chico, aunque hoy a la edad de 26 años no lo hago profesionalmente como tu. Bueno espero que sigas bien y triunfando en esto de la poesia que nos ayuda a no perder la sensibilidad en estos tiempos duros y a seguir escuchando nuestras almas que son la escencia de nuestra raza.
Saludos. Te dejo mi mail por si gustas contestarme alguna cosita. Matuw02@hotmail.com cordiales slds.

juliano dijo...

GUSTAVO, TU POESIA SE HA HECHO CON MUCHA PASION. ME LLAMO JULIANO ORTIZ Y ESTOY EN LAS AFINIDADES DE ARGENTINA. UN SALUDO