Ana Fornaro



mencionada por:

Pablo Galante
Diego Recoba


menciona a:

Claudia Magliano
Manuel Barrios
Diego Recoba


bio/biblio:

Ana Fornaro nació en Montevideo un domingo de 1983. Luego de una travesía bastante usual, cursó estudios de Letras en la Facultad de Humanidades (otra travesía bastante usual) y los terminó en la Facultad de Letras de Lille (Francia) donde se especializó en literatura comparada. Escribe desde chiquita. Es autora de un cúmulo de cosas inéditas y otras que han visto la luz. Uno de sus poemas fue traducido y publicado en el último número de la revista Versal. Cosa que la dejó contenta. Forma parte del colectivo CAP -Cuarteto Aguantador Productions- en cuyo seno se gestaron las ¨Obras inéditas de Antonin Artaud¨ y el cortometraje ¨Aquella Boquilla Decadente (un falso documental) ¨ . Y por ahora eso es todo. La fecha de su muerte sigue siendo un misterio.


poemas:


Bombay

I

Trago los pasos amargos que arrinconas en tu guarida
Mientras el aire asosa el último aliento de la tarde
y todo se transforma en parca con bengalas,
te miro transmutar el acaso en tibias bailarinas.
Girando con ellas
voy
escindida.
Escondida.

II

Me siento en el sofá de los elefantes cansados,
en el sillón de las osas viejas.
Entre pelos de colores y perfume de playa rastafari,
me sumerjo en ruinas de actualidad
asfixiando el bombardeo.

Desvergonzada, la pregunta incesante me asedia: Cómo vivo


Tránsito

Es que estoy desterrada y no lo entiendo.
No entiendo el fragmento
ni el espacio milenario,
ni las botas del Metro.
Me ofenden las hojas salpicadas de líneas
Y las calles angostas.
Las caras hinchadas de siglos mal dormidos,
de cervezas de lujo y tradiciones
Tradiciones
Costumbres de antaño, de edificios flamencos y orgullo de Patria.
Mi Patria, Tu Patria, Su Patria
La Patria que los parió.


Ustedes
Atragantados con lecturas
por teorías,
desde escuelas
como confeti
vomitan ideas
que creen
que piensan
les pertenecen.

Eructan con olor a Nietzsche
Se sacan un moco
del color de todas las vanguardias
Y ¡oh horror!
Luego se lo comen.

Regurgitan pastiches de años de confusión
para tratar
para intentar
reconstruir la rosa-pólvora

Y seguir así

leudando

la mentira de estar vivos


Irrupciones (III)

Fue ahí cuando la gota de sudor comenzó a desplazarse así patinando desde mi axila hasta mi cintura creo que un momento se desvió e hizo de mi ombligo un contorno para luego volver a la pacífica cavidad de mi costado.
Nunca te enteraste.
Yo seguí boqueando como si nada.


XIII

Hacer pinza los dedos;
tomar un bisturí y disecar el alma.
Ver en ella sus espejos
los reflejos
más espejos.
Por el infinito de plata ir dando un paseo.
Sacar instantáneas del paraje,
frenar la mutación.
Ayer, todas las hojas son perennes.

3 comentarios:

Rodrigo Díaz Bello dijo...

Ana, soy un poeta de acá de México, me gustaría me escribieras. Va mi mail: rodrigo.depacheco@gmail.com. O dame tu correo y yo te escribo. Tus poemas ladran, en buena forma, ladran.

Anónimo dijo...

Hola, Ana. Que tus poemas ladran es un buen comentario. Soy María (Prof de literatura española de fhce). Estoy armando una presentación sobre poesía uruguaya reciente para un encuentro en barcelona a fines de octubre. Me gustaría conectarme contigo por mail y de ser posible, charlar un rato sobre tu poesía. Te dejo mi mail y si estás con tiempo me escribís: mariangelesgbriz@gmail.com

CLAUDIO BURGUEZ dijo...

"Me siento en el sofá de los elefantes cansados" me gusta mucho, menudo living!