Andrea Durlacher



mencionada por:

Alex Piperno


menciona a:

Elías Uriarte
Roberto Echavarren
Teresa Amy


bio/biblio:

Andrea Durlacher (1984) nació en Uruguay.

Figuran, entre sus premios y publicaciones: Ni un segundo para arrepentirme, libro de poesías publicado por Artefato, en el año 2004, prólogo escrito por Roberto Appratto (presentado en el Cabildo de Montevideo, Biblioteca Nacional, Facultad de Arquitectura, Feria del Libro de Montevideo y Buenos Aires, Museo Romántico, La Ronda, La Casa de los Poetas, registrado en el Museo Nacional de la Palabra); El amplio jardín, antología poética editada por la Embajada de Colombia en Uruguay y por el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay, Colombia, 2006; A palabra limpia, editorial Banda Oriental, octubre 2001, mención especial en Concurso de Cuentos cortos; Lo cuentan, editorial Tae, 1995; Tan versátil como acústica (www.andreaosdijo.blogspot.com), actualización semanal, mejor blog personal, concurso nacional de la revista Freeway, 2007.

Da clases de escritura, creativa y técnica, en la Universidad de Montevideo (Comunicación Profesional, Facultad de Ciencias Económicas) y en la Escuela Integral (Taller de Escritura Creativa). Trabaja en un proyecto independiente de lingüística, y cursa su último semestre en la licenciatura de Comunicación.


poemas:


1

Veremos si el agua del acantilado conduce a la fuente de la fortuna.
O no
(sonreías con la fuente de la fortuna
como cuando ostentas al sacarte el saco
y estiras los puños de la camisa café.
Sin la camisa esa tarde habría sido una cualquiera.
Pero rodamos por el pasto
y tu camisa salió desprendida por la ventana
del patio sin ventana)

Veremos.

¿Qué veremos?
La puta que parió a tu pobre camisa.
Y a tus promesas
(inconclusas
volátiles,
absurdas como tú
que te fuiste por el acantilado y te creías poético, ¡vaya si te creías poético!,
con la fakin pluma colgándote del sombrero,
te la habría arrancado a ver si aprendías; no aprendías, seguías con el sombrero,
y tus ojos incrustados en la paleta de colores, en dibujar atardeceres tras atardeceres
con el gesto metafísico y hundido
yo quería que te hundieras en mí, vos sólo atinabas a morderte los labios limpios, rojos… a dibujar el mar, ni que fuese tuyo
con la delicada sorpresa que debió tener Da Vinci en algún momento,
vos no eras Da Vinci,
ni parecido,
y mejor así).

Hago a un lado la gracia ya explícita de tu cintura
y todo se me transforma en naturaleza muerta.
Y tú, vagas tanto que ni entiendes
cómo me partes la vida en dos trozos.


2

Mejor no escondo a un gato de alambre entre las copas
En reunión de amantes
es malo.
En reunión de hermanos
es malo.
En reunión de amigos
es peligroso.

O me atraganto con sus alambres
o les permito deslizarse de garganta.


3

Ahora sólo sé
Cuánto me cuesta pensar en el vacío real de las cosas:
La carne
sin la palabra carne.
O el ternero
sin su cuerpo frágil y tembloroso.


4

Williman es una hermosa calle
allí todos viven sin angustia.

Los que no viven en Williman intentan recordarla cuando la visitan.
Porque su belleza los consuela de sus desgracias.

Una heladería de ladrillo inicia la calle.
Por la ventana señoritas heladeras
todas ellas con sus sombreros idénticos con jazmines bordados
y delantales a medida.
Llegan los clientes
y ellas toman sus cucharas y sus cucuruchos.
En su hora libre cruzan a almorzar al restaurante
Sin sus sombreros idénticos
Los mozos las saludan y dicen con galantería:
“lo de siempre”.

El miércoles un señor puede sentarse en el pasto
recién cortado y limpio.

El jueves podría llegar el repartidor de la heladería y estacionarse por unos instantes

Los viernes por la tarde Williman se llena de colegiales
Las niñas con sus polleras tableadas verde oscuro
Los niños con sus pantalones grises
Conversan mientras esperan a sus papás.
Algunos también toman limonada o comen alfajores de maicena.

Cuando los padres llegan, los colegiales se despiden de sus compañeros
Y los que no viven en Williman, de ella también
Y la tienen presente
Durante todo el fin de semana.


sitio web:

www.andreaosdijo.blogspot.com

3 comentarios:

Renton dijo...

Yo hace mucho tiempo que sigo todo lo que escribe Andrea.

Empecé visitando su blog y después a leer sus poesías, las cuales son absolutamente recomendables.

Sin lugar a dudas, Andrea tiene un potencial increible.

Un saludo!

:|

Teresa dijo...

Bien, Andrea. Diferentes. Expresivos. Me quedé fijada en el del gato. Encuentro cuerdas que me gustan entre tú y yo. Ojalá pudiéramos leer juntas en algún momento para hacerlas resonar.

pichon64 dijo...

Andrea: por si nadie te lo dijo todavía... creaste algo nuevo en tu blog. Llamalo corriente, estilo, 220 volts o como quieras. Tengo todo el derecho del mundo de decirlo. Y todas las credenciales. Soy Lector.